13 marzo 2014

Las cinco personas que encontrarás en el cielo - Mitch Albom

Título: Las cinco personas que encontrarás en el cielo
Autor: Mitch Albom
Editorial: Maeva
Año de publicación: 2005
ISBN: 978 84 96231146
Nº de páginas: 220
Precio: 8.03 € (Bookdepository)

Reseña editorial: Eddie tiene 83 años y trabaja en el parque de atracciones de una pequeña ciudad de provincias norteamericana. Ha pasado toda su vida en este lugar, a excepción de su participación en la Segunda Guerra Mundial, un episodio que le marcó profundamente. Su vida acaba de forma trágica al salvar a una niña que está a punto de ser atropellada por un coche de la montaña rusa. Eddie se encuentra ahora... en el cielo. El paraíso aparece como el lugar donde, por fin, entendemos el sentido de nuestra vida en la tierra. Así, Eddie se encuentra con las cinco personas que más han influido en su vida, de forma directa pero también indirecta, sin que él se diera cuenta. Y así surgen dos preguntas capitales: ¿De qué manera nuestra vida está ligada a la de gente que no conocemos? ¿Cómo influyen nuestras decisiones en la vida de otras personas?

Desvarío celestial (se me van acabando las ideas, jajaja, que alguien me ayude)

 Libro cortito, engañan sus 220 páginas, que se lee en un suspiro y te deja buen sabor de boca... a verr... qué más puedo decir, jajaja??? Ideas, please?? Esto me pasa por ponerme a hacer un desvarío sin sentirme muy inspirada..

Desde el momento en el que escuchas/lees su título, esta obra llama la atención del posible lector. Yo pensé, ¿por qué solo 5? ¿solo tenemos derecho a 5? ¿las elegimos nosotros? Brad Pitt, ven pa'cá!! (eso fue antes de que se le atocinara la cara, ustedes no lo han notado?) Hay que reconocerle a Mitch Albom el buen título y la mejor idea, aunque la verdad, aparte del buen sabor de boca, me ha sabido a poco y me ha parecido demasiado ligera... vamos, que podía haberse estado un poco más... aunque creo que precisamente  esa es la clave de su éxito, últimamente siempre me quejo de lo ligero de mis lecturas... (y en el próximo desvarío también me quejaré, que ya sé cual será, xDDD)

Hay dos maneras de acercarse a esta obra: o pensando que vas a leer una novela, lo que te hará quedarte un poco... decepcionad@, o bien sabiendo que el autor es un sociólogo y columnista de renombre en USA, y que toda narración encierra una enseñanza. Si lees Las cinco personas... pensando esto último, cerrarás el libro con una sonrisa satisfecha, recordarás con cariño a las personas queridas que ya no están a tu lado, y esperarás fervientemente que lo que nos espera en el más allá, al menos sea esto, jajajaja.

Conocemos al protagonista, el viejo Eddie, encargado de la seguridad de un parque de atracciones, en el último día de su vida: viejo, gruñón, lleno de achaques y amargura por la vida que pudo tener y nunca tuvo por culpa de la vida misma. Le vemos cometer su último gesto de generosidad, intentando salvar a una niña de la muerte. Y de ahí, de ese momento eterno, Eddie pasa con asombro a un más allá que tiene más de una etapa, y que le ayudará a encontrar un nuevo sentido a lo que fue su vida entera. La idea del autor es que no llegas al cielo instantáneamente nada más morir. Ni siquiera al purgatorio. Ni oímos mencionar el viejo y querido infierno cristiano. Todo lo que hay después de la muerte es la "visita" de gente, a veces desconocida por nosotros, que cambió en un momento dado el curso de nuestra vida. Todos estamos unidos de alguna manera, parece decir el autor. Y el protagonista, Eddie, volverá a vivir episodios de su niñez, juventud, y madurez, encontrando, a veces alivio, a veces una explicación, a veces una revelación, de por qué derroteros le llevó la vida. Todos tenemos responsabilidad de lo que nos pasa, pero otros también tomaron parte en estos acontecimientos.

Cómo no, el libro acaba con un mensaje esperanzador, al final de las 5 etapas (creo que no estoy destripando ningún misterio a nadie), el protagonista elige inconscientemente el Cielo en el que va a existir a partir de ahora -aunque hay mensajes  sutiles aquí y allá sobre que esto es solo el principio- y resulta ser, vaya por dios, el mismo parque de atracciones en el que pasó casi toda su vida... *sonrisa de oreja a oreja*




 
Publicado por marisan en 14:57

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Leemos todos sus comentarios aunque no siempre los contestamos, a excepción que sea una consulta directa.
Muchas gracias por sus mensajes, saludos y opiniones :)