28 abril 2011

Miénteme - Jennifer Crusie



Título: Miénteme
Autor: Jennifer Crusie
Editorial: Cisne
ISBN:9788483467206
Publicación: 2008
Nº de páginas: 415
Precio: 9,95 euros (Casa del Libro)


Reseña editorial: La vida de Maddie Faraday sería perfecta de no ser por sus vecinos fisgones, su inquisitiva madre, su infeliz mejor amiga, su marido infiel, y ese tipo a quien entregó su virginidad hace veinte años y que acaba de aparecer en la puerta de su casa.
Pero las cosas pueden ir a peor - ni se imagina cómo-, porque en breve estará metida de lleno en todo tipo de chismorreos, chantajes y hasta un asesinato, por no mencionar algunos recuerdos del pasado tanto o más calientes que el presente. (Esto último creo que está mal expresado, una vez leído el libro, pero lo pongo tal cual viene en la contraportada,u.u)

Atención: A partir de aquí la sección puede contener SPOILERS


Desvarío único con premeditación y alevosía, rapto y posible felonía (que no recuerdo qué era pero rima con lo demás)

Quienes no nos conozcan a Cele y a mí conjuntamente, o nuestra hermosa amistad, pensará que nuestra relación es del tipo obsesivo-compulsiva pasivo-agresiva. Tranquilos, quienes nos conocen también lo piensan, jajajaja. En fin, esto era para decirles que aunque no lo parezca, y yo dé la total impresión de ser una sádica, tengo su permiso expreso y firmado con sangre (si no no sirve, nosotras somos así) de hacer este desvarío. *Enseña una servilleta mugrienta con manchas de comida y algo que parece salsa de tomate formando las letras CELE* Aquí somos muy legales, lo tenemos todo firmado.

Ettooo... pasemos al libro, xDDD.

Después de leer las otras dos únicas novelas publicadas en español de la Crusie, creí haberle pillado el truco a su forma de escribir, que me encanta. Así que empecé esta con prejuicios, positivos, pero prejuicios al fin y al cabo. Pensaba que iba a encontrar algo ligero, de lectura ágil. Cosa que no sucedió. Bueno, sí que sucedió, pero al mismo tiempo ocurrió algo más. O.O

Sufrí el muy temido y odiado a la vez PARÓN DEL LECTOR. Aquellos que les guste leer, que amen leer, que necesiten leer tanto como respirar, sabrán de qué demonios les estoy hablando. Aún recuerdo con un estremecimiento la primera vez que me pasó. El nombre del libro que lo causó no es importante, pero sentí que estaba traicionando a aquel plomazo por no poder seguir leyendo y dejarlo abandonado por siempre jamás. Desde entonces, me ha pasado muchas veces, y la verdad, ya no me importa, porque matemáticamente hablando, NO me va a dar tiempo en los escasos años de lucidez mental que me quedan, a leer todo lo que no sea supermegahiperduper interesante, enganchante, alucinante. Así que ahora, si un libro no me atrapa, lo dejo y ya. A no ser que sea de un autor que me encante. O que tenga que devolverlo a su legítima dueña en un breve plazo de tiempo, so pena de desmembramiento. O que sufra una grave abstinencia de cafeína a la que achacarle todos mis males, jajajaja.

Como en este caso se daban los tres condicionantes juntos, no tuve más remedio que retomar la lectura. Y menos mal que lo hice. Porque me encontré con una novela intensísima pero ágil, llena de acción, con una protagonista a la que le ocurren taaantas cosas en tan corto espacio de tiempo que no me extraña que yo tuviera que tomarme un respiro para procesar en mi cabeza todo lo que le sucede, cuándo y cómo.

Maddie siempre ha sido una buena chica. Buena estudiante, buena nieta, buena hija, buena esposa, buena madre, buena amiga, buena ciudadana. Y hasta que todo a su alrededor empieza a girar a un ritmo de locura, obligándola a reaccionar si quiere mantenerse a flote, no se da cuenta de lo hartita que está del papel que siempre ha cumplido frente a todo el mundo y frente a sí misma.

Todo comienza cuando, al limpiar el auto de su marido, encuentra debajo de un asiento unas bragas negras sin entrepierna. Vamos, de guarrilla. Con lo que eso significa. Y este hecho que hace que su mundo aparentemente seguro dé un giro de 180º, no es más que la punta del iceberg. De repente se tiene que enfrentar a todo tipo de situaciones, a cual peor. Y claro, se acabó el papel de niña buena.

¿El título? Como bien se da cuenta la protagonista, todos mienten. Mentiras pequeñas, grandes, blancas, culpables. Mentiras que hacen que la vida cotidiana continúe de forma fluida. Mentiras que encubren pecados imperdonables. Todo mentiras.

Un pero: Para aquellas lectoras (entiendo que este tipo de libros no suele tener público masculino) más jóvenes, que no estén casadas y que no tengan hijos, algunas de las actitudes y decisiones de la protagonista serán poco creíbles. Para las que sí, no solo serán creíbles, serán posibles y muy reales, jajaja.

Dos pros:
Desde que leí Solo mío de SEP (ya haremos desvarío conjunto) no había encontrado una abuela tan absolutamente adorable, loca y maravillosa. (¡¡Yo quiero ser asíiiiiiiii!!)

El final. El mejor final con diferencia que me he leído últimamente. Quizás nunca. Un final electrizante, que te hace cerrar el libro y que te entren ganas de saltar, chillar a todo pulmón, quitarte las bragas y ondearlas cual bandera de libertad, jajaja . Se lo juro. Léanlo. Es una orden.


Publicado por marisan en 10:06

2 comentarios:

Eres la amiga más sadica que tengo...espera tengo...*cuenta con los dedos, pero los esconde rápidamente al ver que 5 dedos sobraron, finge sonreir* tengooo muuuchas amigas, muchas y eres la única sádica.

1º Devuelve a los rehenes, ya hice todo lo que pediste de la lechuga y del rolling stone.

2º Me engañas, diciéndome "lee, lee el post que no hay spoiler" y resultó ser igual de torturante porque quiero leerlo ahora ya con todo lo que escribiste sobre él.

Me emociona leerte en serio, estoy tan orgullosa de ti *se sorbetea la nariz* Ve y pone una librería caramba! no hay nadie mejor que tu para vender libros, yo puedo ser tu asistente amargada con gafas y falda al tobillo..espera..eso es en las bibliotecas jajajaja.
Marisan, tiene una pinta espectacular, pese a que no te haya vuelto tan loca como los dos anteriores..
Aunque seas un poco sádica, me fio de tu criterio, ya que yo he adorado los otros dos libros de la autora.
Un beso
Bea

Publicar un comentario en la entrada

Leemos todos sus comentarios aunque no siempre los contestamos, a excepción que sea una consulta directa.
Muchas gracias por sus mensajes, saludos y opiniones :)