30 mayo 2011

La princesa de hielo - Camilla Läckberg


Título: La princesa de hielo.
Autor: Camilla Läckberg
Editorial: Maeva
Publicación: 2007
ISBN: 9788467235234
Nº de páginas: 378
Precio: 5 € (bendita 2ª mano)
20€ en el resto de librerías.
Link de referencia


Reseña editorial:
Apenas un mes después del fallecimiento de sus padres en un trágico accidente de tráfico, la escritora Erica Falck vuelve a enfrentarse cara a cara con la muerte. Instalada en Fjällbacka, el pequeño pueblo que la vio nacer, para hacerse cargo de la herencia familiar - y también en busca de la tranquilidad necesaria para acabar su nuevo libro -, Erica descubre el cadáver de Alexandra Carlgreen, su amiga del alma cuando eran pequeñas y con la que incomprensiblemente perdió contacto al empezar el instituto.

Atención: A partir de aquí la sección puede contener SPOILERS

Desvarío único y helado

Cuando pensaba en hacer este desvarío, no podía evitar acordarme de los miles de millones de fans que leen este blog, y en sus diversos lugares de procedencia, preguntándome si se comprenderán algunas de las cosas que voy a decir, así que permítanme una pequeña aclaración. Como decía mi madre, "más vale que sobre, que no que falte".

Aquí en Europa (siempre me entra la risa floja cuando lo digo, pero geográficamente es así, España es Europa) tendemos a creernos el ombligo del mundo (igualito, igualito que los yanquis, con la diferencia de que nosotros lo somos, ¡ja!). Cuando algo triunfa aquí, estamos convencidos de que igualmente es un triunfo mundial, aunque el resto del mundo se pregunte por qué hacemos tanto ruido por una tontería - o no, puede que estén a sus cosas y no se enteren de nada, jajaja.

En fin, de un tiempo a esta parte se han puesto muuy de moda por aquí los escritores nórdicos de novelas policíacas, detectivescas, de crímenes, como prefieran llamarlas. Con nórdicos me refiero a procedentes del norte de Europa. Henning Mankell, Larsson Stieg y compañía han venido para quedarse, trayendo un soplo de aire helado - chiste malo - a un género literario que ya empezaba a estancarse. Su seña de identidad, en general es el FRÍO. Paisajes nevados, temperaturas bajo cero y gente por lo general muy fría en la expresión de sus sentimientos. También podemos encontrar que los crímenes de ahora (realmente muy, muy imaginativos y truculentos) están arraigados en viejas historias y traumas del pasado. Esta gente, que desde fuera vemos casi indiferentes ante los avatares de la vida por su forma de reaccionar (allí dónde los latinos, y no me gusta generalizar, nos tiraríamos literalmente de los pelos y montaríamos un buen espectáculo, ellos apenas titubean y prosiguen con lo que estaban haciendo), realmente tienen mucho mar de fondo en su interior. Sigo pensando que nuestro método es mejor, eso de guardarselo todo dentro hace que agarres un cuchillo y descuartices al vecino por menos de nada, jajaja.

Camilla Läckberg también se ha sumado a este fenómeno con su serie Fjällbacka (disculpen los nombres impronunciables, piensen en dioses nórdicos y seguro que se les hace más fácil de tragar, jajaja). A este pueblecito regresa la escritora de biografías de escritoras Erica Falck. Aunque la impresión general que da es la de una amazona rubia, alta, esbelta, guapa, y segura de sí misma, lo cierto es que es una mujer como las demás, que lucha con los kilos de más, unos rizos indomables, una carrera profesional que no parece llevarla a ningún sitio, una hermana pequeña muy mal casada y facturas que pagar, un cuñado al que soportar sin pegarle un puñetazo, un antiguo amor que ahora es su mejor amigo, un antiguo mejor amigo que a lo largo del libro se convierte en su nuevo amor... y un asesinato.

Erica siempre ha tenido una espinita clavada en su interior: qué demonios pudo hacerle ella a su mejor amiga de la infancia, casi su hermana, su siamesa del alma, para que de la noche a la mañana dejara prácticamente de hablarla y más tarde desapareciera con su familia del pueblo sin despedirse siquiera de ella. Ese asunto sin resolver siempre la ha hecho sentirse insegura en sus relaciones afectivas. No importa que más adelante se encontraran como simples conocidas y se saludaran, supieran de sus vidas, etc, siempre la ha molestado el no saber qué pasó en realidad. Bueno, en esta novela lo descubriremos junto a ella, pooorque, como decía antes, todos los crímenes del presente se basan en viejas historias del pasado.

El asesinato de su antigua mejor amiga despierta en Erica dos pasiones: la de escribir una novela sobre ello, y la que le produce su amigo de la infancia, reconvertido en policía divorciado (y un encantoooo). Aunque no sea muy creíble que compartan tanta información policial, (etooo... bueno, no lo sé, jamás me acosté con un poli, plop O.O, a lo mejor es lo mas normal - oye cariño, ven que te bese y te cuento cómo murió la víctima de hoy...), el caso es que entre las investigaciones de él como policía, y de ella como antigua amiga, consiguen descubrir lo que pasó ahora. Y lo que pasó entonces.

Inciso: y si no lo digo me muero. No entiendo a estos guiris (extranjeros). Sencillamente, a mí no me cabe en la cabeza llegar a la casa de mi ex- novio de la universidad, con el que tuve una hermosísima historia de amor que acabó, no por falta del mismo, sino por disparidad de objetivos vitales - tú al pueblo yo a la ciudad- pues eso, llegar a su casa de casado, dónde vive con su mujer y sus tres hijas, y que la esposa,que se casó con él sabiendo que era plato de segunda mesa porque él seguía enamoradísisisimo de mí, nos prepara una cena de tres platos, nos pone la mesa y nos deja que cenemos solos y luego veamos juntos un partido de hockey. Qué civilizado. Qué... qué... si soy la esposa, yo agarro a la tipa que viene a ver a mi marido, me hago su mejor amiga del alma, pongo verde al susodicho contando sus malas costumbres para que ella no quiera ni arrimarse y no los dejo solos ni a sol ni a sombra. Lo demás es completamente ANTINATURAL, no me vengan con sandeces, jajaja.


Ettooo... u.u, se me ha ido el santo al cielo y ya me iba sin dar mi opinión sobre la novela. Está escrita en un estilo muy fluido, consigues pasearte a través de la nieve y el hielo como si tal cosa, ves a esta gente rara interactuar y terminas muy intrigada por sabér qué c*** pasó, quién lo hizo y por qué, que es el objetivo de toda novela policíaca que se precie. Estoy deseando agarrar el siguiente libro de la serie. Y eso, que qué gente más rarita y más fríiiiiaaaa.





Publicado por marisan en 2:29

3 comentarios:

Totalmente de acuerdo con tu Inciso, mientras lo leía me quedé a cuadros! Eso no pasa en la vida real por favor! y si pasa es que la mujer del susodicho no tiene dos dedos de frente xDD

En general la novela me gustó pero se me hizo un poco pesada. A ver el resto.
un beso
Dácil
Anónimo
Yo puedo decir que me enganché a esta escritora,las historias se leen rápido, pero los personajes me cayeron bien...también me gusta la forma de contar la historia, esos saltos al pasado, las personas implicadas y sus diferentes historias, el por qué de las cosas que ocurren. Voy por el tercer libro y sigo pensando que si te apetece lectura ligera, con asesinato incluido éste libro es recomendable
A Dácil le gustó mucho también como ya indica.. me llama la atención, aunque no es el tipo de lectura que me suele atraer.
Me lo apunto!
Un beso
Bea

Publicar un comentario en la entrada

Leemos todos sus comentarios aunque no siempre los contestamos, a excepción que sea una consulta directa.
Muchas gracias por sus mensajes, saludos y opiniones :)