21 abril 2012

Confesiones Verdaderas - Rachel Gibson



Título: Confesiones verdaderas
Autor: Rachel Gibson
Editorial: Vergara
Publicación: 2006
ISBN: 9788466627054
Nº de páginas: 301
Precio: 5,95 (ECI)

Reseña editorial: Todos en Gospel, Idaho, saben que los pecados del mundo tienen su origen en Los Ángeles. Por eso, cuando Hope Spencer, reportera de un periódico sensacionalista, llega a la ciudad, todos se preparan para los problemas que pueda causar. Y no se equivocan.
Dylan Taber es jefe de policía, y además, el hombre más atractivo de los alrededores, de lejos. Las mujeres de Gospel se lo comen con los ojos sin que les haga caso. ¿Cómo es posible entonces que llegue una chica de ciudad y consiga cautivarlo? Aunque está claro que se siente atraído hacia Hope, Dylan sabe que no le conviene involucrarse con una extraña, y menos con una periodista, porque tiene un secreto que ocultar...

Desvarío de mentirijillas...

Una siempre tiene sus prejuicios, desde chiquitita, lo bueno de la edad es que una aprende a admitirlos sin preocuparse demasiado. Así que tengo que empezar hablando de lo mal que me caen las protagonístas físicamente pluscuamperfectas: rubia, alta, delgada, grandes pechos, melena de ensueño, ojos azules como el cielo más azul... vamos, Hope me resulta odiosa a más no poder. Y las dos máximas rivales que encuentra esta beldad son una solterona bastante hombruna (sí, hasta bigotillo tiene) y una peluquera llena de silicona y colágeno a partes iguales. Si es que no hay color, cómo no se va a fijar en ella el pluscuamperfectísimo prota (aquí sí que no tengo prejuicios, cuanto más buenorro esté el prota, mejor que mejor para mis babas, jajaja)

Si hay una cosa que me gusta de la protagonista es su profesión: es una periodista, pero no de las serias, si no de las que se inventan esas historias tan graciosas sobre extraterrestres, Elvis y niños mutantes encontrados en una caja de cereales... ella suele esconder su verdadero trabajo diciendo que es una periodista del National Geographic, con lo que todo el mundo insiste en enseñarle una flora y una fauna que no podría importarle menos, jajaja. Sin embargo, se ha tomado unas vacaciones porque su inspiración se ha secado, ya no consigue imaginar nuevas historias rocambolescas, así que su editor la ha enviado a un ¿soso? pueblecito perdido dónde sólo consigue escuchar country por la radio y en el que pronto comprende que la realidad SIEMPRE supera a la ficción. En Gospel, cada casa esconde un secreto, y cada habitante está como una puñetera cabra, por más que lo disimule...

Hope descubre que la personalidad de sus nuevos vecinos la supera, así que los utiliza como material para nuevos artículos. Una cosa que me ha hecho reir muchísimo es el título de los capítulos, cada uno es el titular de un artículo: "Hombre hipnotiza gallinas para que pongan más huevos" o "¡La carne de lagarto sabe a pollo!" (todo sabe a pollo si lo sabes condimentar bien, jajajaja!!

Bien, aunque tiene un par de puntos positivos (¿he dicho ya lo bueno que está el prota?), el libro en sí, o más bien la escritora (era mi primera incursión en la obra de Rachel Gibson) no me han terminado de convencer, tal vez no sea la mejor obra de esta autora, tiene pinceladas que prometen, pero otras cosas me han parecido tan obvias... y el sexo, una vez que llega, lo ocupa todo, y la verdad, no estoy para descripciones detalladas al milímetro... bueno, a lo mejor soy yo en un mal momento, xDDD, pero la verdad, no me apetecía tanto detalle escabroso...

Como siempre parece pasarme, los personajes secundarios, fabulosos, desde los niños, hasta el último de los habitantes de Gospel, me han parecido todos más interesantes que Hope. Lo único que me hizo reir de ella, y comprenderla un poco, fueron su obsesión por la limpieza siempre que no puede escribir (a mí me pasaba con los exámenes) y las horas que se pasa haciéndose la manicura, es decir, por una vez, sí que la cuesta estar guapa, cuando sale de casa en estilo "matador", Rachel Gibson te cuenta las horas que le ha costado ese estilo tan casual y sexy a la vez... osea, las Barbies no nacen así, no saltan así de la cama, se hacen con esfuerzo y constancia...




Publicado por marisan en 11:09

1 comentarios:

Jajajajajajaja!! Con razón no me leí el libro aquel y no lo haré tampoco. Mi favorito de ella es "Simplemente Irresistible" y lo bueno es que ahí no hay prota pluscuamperfecta. El otro divertido es "Jane juega y gana" y si la memoria no me falla tb leí "Debe ser amor" y "Daisy vuelve a casa" o "Lola lo revela todo". O.O ándale si que he leído de ella xD pero no todo, así que supongo que mi filtro respecto a sus títulos estuvo bien, porque los últimos son sólo para pasar el rato. Fue en la época que anduve buscando todo lo parecido a SEP y aterricé con varias de estas autoras de romántica contemporánea. Gracias por el desvarío, besos.

Publicar un comentario en la entrada

Leemos todos sus comentarios aunque no siempre los contestamos, a excepción que sea una consulta directa.
Muchas gracias por sus mensajes, saludos y opiniones :)