28 abril 2012

Los gritos del pasado - Cämilla Lackberg

Título: Los gritos del pasado
Autor: Camilla Läckberg
Editorial: Maeva
Nº de páginas: 386
ISBN: 9788496748507
Año de publicación: 2010
Precio: 20 € (ECI)


Reseña editorial: La escritora Erika Falk y su compañero, el detective Patrik Hedström, disfrutan de unas merecidas vacaciones en su casa en la pequeña población costera de Fjällbacka que, en verano, es visitada por muchos turistas. Erika está embarazada de ocho meses y la ola de calor hace especialmente difícil este último  mes de gestación. En esta situación, lo que menos falta le hace a la joven pareja es un nuevo caso de asesinato. Pero las  vacaciones de Patrik se terminan de golpe, cuando un niño descubre casualmente el cadáver de una joven turista. Lo más extraño es que junto al cadáver aparecen los restos de dos mujeres desaparecidas años atrás. Las autopsias demuestran que las tres víctimas murieron estranguladas y que además fueron torturadas.

Atención, a partir de aquí la sección contiene SPOILERS

Desvarío axfisiante

Jajajaja, no hay nada más descorazonador que sumergirte en un libro nórdico (ya expliqué a que me refiero en el desvarío del primer libro de esta saga) pensando que al menos las imágenes mentales te van a refrescar algo... y encontrarte con que la novela transcurre con la peor ola de calor habida en los últimos 30 años y todos los personajes sudan como cosacos... xDDD, menos mal que no la dejé para el verano!! Hablando de eso con una amiga, resulta que todos los veranos me gusta leer libros que transcurran en sitios fríos, helados, o al menos verdes... y psicoanalizándome a mí misma *enseña su título de Autopsicología aplicada al tiempo que aprovecha para tumbarse en su diván preferido* recuerdo que todos los largos veranos en la playa de mi adolescencia, en los que me aburría como una ostra, mis padres callaban mis protestas a base de dejarme comprar libros de Agatha Christie, libros que solían transcurrir en la verde (y fresca) Inglaterra. Cuando intentas resguardarte del sol abrasador mediterráneo bajo un parasol, el que tu mente viaje a sitios más templados ayuda mucho, pero mucho, mucho.

Para mi enorme placer, hace casi un año que leí La princesa de hielo, y al reencontrarme con los personajes protagonistas, me he sentido de nuevo en casa, como si hubiera cerrado las páginas del primer libro ayer mismo. Retomas su ritmo de vida sin darte cuenta,  y eso es un gran mérito por parte de la autora: vuelves a pasear con un suspiro por la casa de verano (ahora residencia permanente) de Erika, sonríes con tus personajes favoritos, te vuelve a salir un gruñido inconsciente cada vez que la peor pareja de polis escandinavos aparece en alguna página...y vuelves a pensar que esta gente del norte de Europa está loca. En este caso, loca, pero loca, loca.

Läckberg sabe combinar con mucho talento y equilibrio las distintas partes del libro: pasado y presente, vida privada y trabajo policial, esperanza y desesperación, normalidad y la enfermedad mental que lleva a alguien a torturar y matar a víctimas inocentes.La verdad es que la narración se me ha hecho más fluida (lo he leído en apenas 3 días), más profesional,  y que no he descubierto al asesino hasta que la autora no ha desvelado quien era, :((

En el primer desvarío (perdón por referirme a él todo el rato) mencionaba que me parecía extraño que Patrik compartiera tanta información con Erika, pues bien, ahora que son pareja oficial, eso se ha acabado, el hombre no abre la boca y se come él toda la angustia de una cuenta atrás para salvar la vida de una adolescente secuestrada... mientras Erika lucha con sus propios demonios: un barrigón de ocho meses con todo lo que eso conlleva: insomnio, calambres, agobio, cansancio... En este libro Erika aparece mucho menos y no participa activamente en la trama, preocupada como está por no explotar con el calor, y por los problemas de su hermana pequeña, que parecen no tener fin. La autora ha equilibrado esta ausencia con un mayor protagonismo del equipo policial que rodea a Patrik: los conocemos mucho más, y les queremos - u odiamos- con más motivos. El odioso jefe de policía, el encantador Martin, la eficiente Anicka...todos forman un reparto coral muy atractivo para el lector.

PD. - Una parte muy graciosa de la novela es cuando una mujer que trabaja en Comisaría le hace ver a Patrik que no, que Erika no es la mujer más feliz del mundo por estar sola en casa con su barriga, su calor y su aburrimiento, mientras él se sumerge en un nuevo crímen. Que más bien se sentirá sola, perdida, y agobiada sin poder trabajar en lo suyo, enfrentada a un nuevo mundo de obligaciones que vendrán con el bebé. Todos los hombres deberían leer esta parte con suma atención y hacer un autoexámen sobre su actitud para con su pareja, xDDD.

P.D. - ¡¡Se me olvidaba otro detalle gracioso!! La pareja protagonista son taaaaaaaaaan amables, que en verano, en un sitio chic de veraneo, cada dos por tres se les llena la casa de gorrones que esperan que les acojan y les atiendan gratis. Menos mal que Erika tiene una reacción muy... macarrónica, jajaja!!


Publicado por marisan en 11:20

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Leemos todos sus comentarios aunque no siempre los contestamos, a excepción que sea una consulta directa.
Muchas gracias por sus mensajes, saludos y opiniones :)