03 octubre 2011

Buenas noches, preciosa - Dorothy Koomson

Título: Buenas noches, preciosa
Autor: Dorothy Koomson
Editorial: RBA (Avenue)
Publicación: 2009
ISBN: 9788498675627
Nº de páginas: 429
Precio: 4 € (en un kiosko de prensa, O.O)


Reseña editorial: Nova Kumalisi sabe que nunca se podrá negar a cualquier cosa que Mal Wacken le pida. Así que cuando él y su mujer, Stephanie, le imploran que se convierta en "madre de alquiler", no sabe negarse aunque su amistad cambia para siempre. Sin embargo, ya embarazada, los celos de Stephanie obligan a Mal a romper el acuerdo con Nova. Pero ocho años después, el niño, Leo, entra en coma. Quizás es el momento para que Mal pueda, por fin, conocer a su hijo y reconciliarse con Nova antes de que sea demasiado tarde.

Desvarío emocionado

Me ocurre pocas veces que un autor del que no haya oído hablar en absoluto, del que no tenga ninguna recomendación, me emocione hasta las lágrimas. Anoche, al terminar el libro, gasté 3 ó 4 kleenex hasta que por fin dejé de llorar y pude acostarme, que no dormirme, porque las personas, (ya no personajes para mí, nunca más, sino amigos queridos) de este libro, me habían hecho reir, llorar, emocionarme hasta el infinito, preocuparme por ellas... de tal manera que si hubiera podido hubiera agarrado el primer vuelo a Londres para presentarme en la casa de los Kumalisi a ver como mamá tejía, papá hacía crucigramas y los gemelos de Cordy correteaban por ahí mientras de la cocina salían los ricos aromas de la comida ghanesa. Tia Merry sonreiría distante y amable, y en cualquier momento podría entrar Nova... Nova, con su exuberante y poderosa sonrisa, su alegría infinita y contagiosa, sus ganas de vivir...

No todo es paz y alegría en la vida de los Kumalisi. Más bien, NADA es paz y alegría en esta familia. Pero lo importante no son los problemas, sino la manera de enfrentarse a ellos. Están tan acostumbrados a las emergencias que son como una UVI móvil para casos de apuro. Y de lo que más saben es de supervivencia a las catástrofes de la vida. A las muertes, a las enfermedades, tanto físicas como del alma... y nos dan a todos una lección de humildad y amor.

Nova nació de unos padres inmigrantes que, una vez en Londres, crearon su propia "tribu", clan o familia con sus vecinos los Wacken. Para los Kumalisi la amistad es un compromiso inquebrantable, y así se vieron cuidando, con todo su amor y voluntariamente, de su amiga Merry y criando a su hijo Mal como si fuera suyo. Mal y Nova crecieron como hermanos, siempre juntos frente a la adversidad. Los mejores amigos del mundo, incluso teniendo ambos sus respectivas parejas. Pero este equilibrio se rompe cuando Stephanie, la esposa de Mal, le pide a Nova lo impensable: que les preste su vientre (y sus óvulos) para tener un hijo que de otra manera no será posible. La innata bondad de Nova será su perdición en este caso, y se verá sola, embarazada y sin saber qué hacer.

Pero todo esto ya ha ocurrido. Cuando comienza la narración, la vemos 8 años más tarde, enfrentada a una tragedia aún mayor: su hijo ha entrado en coma, inexplicablemente. Y en esta vigilia que se produce con la nueva tragedia, vamos conociendo su vida, la historia de su amistad incondicional, y cómo ésta se rompió. La fuerza que es la base de su personalidad, aunque ella se crea tan frágil. Su alegría, que llena de felicidad a todo el que la rodea. Y conoceremos a Leo, el gran protagonista del libro, el centro vital de Nova, el eje sobre el que gira su mundo desde hace 8 años. Esto, lo impensable, que algo le ocurra a tu hijo, es algo que te estruja el corazón si eres madre. Y Dorothy Koomson juega con los diversos sentimientos que despierta su novela con una precisión envidiable.

Me parece, como siempre que me enamoro de un libro, que no he conseguido expresar ni una mínima parte de las sensaciones que me ha producido. Sólo decir que me gustaría regalarles un ejemplar a cada una de mis queridas amigas lectoras, para compartir tal alegría. (Y por supuesto, para poner verde a según qué personajes del libro... lo siento, no he podido conseguir que me caiga bien Stephanie, ni una gota, lo mejor que la he llamado ha sido perrra durante toda la novela)

Edito: ufff, se me olvidaba, el personaje de Keith... no siendo el personaje principal, me he enamorado irremediablemente de él, ese hombre no puede existir, es imposibleeeeeee!!! Si existiera lo secuestraría y no lo soltaría jamás de los jamases!!


Publicado por marisan en 18:37

2 comentarios:

No conocía esta novela de nada pero ya el argumento me ha dejado impactada.
Se ve que no es una historia fácil y si ha llegado a emocionarte tantísimo yo me la apunto sin duda!!!

Ya te contaré :)
Un beso
Dácil
Uff, la emoción fue grandísima y no me la esperaba!! Fui a comprar unos cromos para mi nena y ahí estaba, a 4 euros, y dije yo, bueno, sólo perderé 4 euros, en fin... ¡¡y no pude soltarlo en 3 días!! Vivía con ellos, dormía con ellos, discutía con ellos, jajaja, lo he vivido a tope!! Ahora a buscar otras obras de la autora, al parecer la más conocida es La hija de mi mejor amiga, y la reseña también pinta bien...

Publicar un comentario en la entrada

Leemos todos sus comentarios aunque no siempre los contestamos, a excepción que sea una consulta directa.
Muchas gracias por sus mensajes, saludos y opiniones :)