03 enero 2013

La novia de papá - Paloma Bravo






Título: La novia de papá
Autor: Paloma Bravo
Editorial: RHM Debolsillo
ISBN: 9788401338922
Año de publicación: 2011
Nº de páginas: 283
Precio: 7,95 €


Reseña editorial: Sol, una treinteañera independiente, se está enamorando de Pablo. La historia de siempre si no fuera porque Pablo es el entregado padre de Eva y Teresa, dos niñas de once y ocho años. Tan entregado que tiene su custodia compartida.
O sea, que si Pablo y Sol quieren ir al cine o vivir juntos, han de negociar con dos perfectas y puñeteras desconocidas. Dos niñas que utilizan su mejor artillería para afianzar su mando en esta extensa familia moderna: abuelos y abuelastros, amigos de todos los colores y edades, decenas de cuñados... Y, por supuesto, la ex.
En medio de esta multitud, Sol y las dos niñas se van midiendo hasta construir una relación inclasificable. "¿Vas de madrastra, de tía guay o eres sólo la novia de papá?" Con ironía, humor y ternura, esta novela nos demuestra que los sentimientos son más sólidos que las palabras. E infinitamente más divertidos.

Desvarío matriarcal

Siempre he dicho a todo el que quisiera oírme que ser madre es lo mejor y lo peor que te puede pasar en la vida. Un regalo de amor eterno, y una eterna condena en la peor de las mazmorras. La palabra clave es eterno. Porque tú puedes dejar de querer a tu pareja, pero el amor a tus hijos no te lo quitas de encima ni queriendo. La antena que te sobresale de la cabeza por el esfuerzo del parto no vuelve a estar fuera de servicio jamás. Como un Seven Eleven, 24 horas, 7 días a la semana, no hay festivos en la maternidad. Si alguien se los lleva fuera de tu vista, tras 5 minutos de paz y relax empiezas a pensar en accidentes de coches, descarrilamiento de trenes y epidemias de tifus, aunque el niño esté en el parque de debajo de casa jugando con sus amigos. Con esa primera mirada tras el parto, se inicia una atadura que no se suelta jamás. Afortunadamente, la inmensa mayoría del tiempo es gratificante, el amor maternal todo lo puede. Pero no puedo ni imaginarme tener que soportar todas las tonterías de dos niñas desconocidas a las que no te ata ningún tipo de amor recíproco, al menos al principio.

El título de esta novela engaña, porque da a entender que vamos a ver el punto de vista de las niñas, yo creía sinceramente que iba a leer un libro horrible y pretendidamente gracioso (no puedo con el chick-lit) sobre niñas cabronas haciendo la vida imposible a una pobre mujer inocente. Lo que nos encontramos es el intento de Sol, una buenaza donde las haya, para conciliar su anterior vida de treinteañera libre, profesional, culta y, ¿he dicho ya libre? con su súbito enamoramiento de Pablo, que resulta ser... un papá.  Sol va cediendo, a su pesar, trocitos y trozazos de su libertad en favor del amor, de su relación, de Pablo... y cuando las conoce y se encariña de ellas, de las niñas. Todo lo justifica ante sí misma, pero no engaña a nadie, es ni más ni menos, una pringada más que unirse a las hordas de millones de pringadas del mundo mundial. He hablado muchas veces con mis amigas de un defecto genético femenino: podemos ser las más guays, las más estupendas, las más liberales... que cuando nos enamoramos pasamos a ser madres y enfermeras y cocineras y cuidadoras natas, aunque no sepas hacer una tortilla francesa, ni qué lado de la sartén se pone al fuego. Yo le digo muchas veces a mi marido (y él no entiende mi argumento, como hombre que es) que mi reloj personal se paró cuando comenzamos nuestra convivencia, ahí empezó su tic-tac el reloj de pareja, yo ya no pensé nunca más en mí (o si lo hice fue con culpa), siempre pensé en nosotros, un nosotros que se fue ampliando hasta abarcar ahora mismo 5 personas. De las que yo ocupo el último escalón. Seeeh, soy otra pringada, qué le vamos a hacer...

Okis, contada ya mi vida personal, que no tiene nada que ver con la novela, decir que me ha encantado, que ha sido una magnífica sorpresa, la he devorado en un santiamén (los capítulos son cortos y anecdóticos), me he encariñado terriblemente con los personajes (menos con Pablo y su ex- Leo) Está escrita en un estilo muy ágil, es muy divertida, a la vez que tierna e irónica. Las grandes protagonistas son Eva y Teresa, dos niñas tiernas, divertidas, vengativas, celosas... niñas al fin. En cada palabra de la autora se siente el inmenso cariño que les tiene, no sé si como personajes inventados, o como reflejo de dos realidades auténticas. Yo la hubiera titulado "La caída del imperio Solar", porque asistimos, lenta pero indefectiblemente, a la caída en la maternidad responsable de Sol, antaño sola y libre (y feliz. Que no quiere decir que ahora no lo sea. Es como preguntar al cabo de 20 años que si quieres a tu pareja... hombre sí, como al principio no, claro, ese enamoramiento, esa pasión del principio... pero ahora es casi mejor... creo yo... eso...)

Inciso: Aparte de la Ex de Pablo, famosa Leo donde las haya, el de Pablo es el personaje que menos me ha gustado... vamos, que ni fú ni fá, estaba ahí como un mueble. Me ha parecido impresionante su caradura con Sol, como se hace el padre responsable de boquilla para irle dejando a ella poco a poco todos los sinsabores de la paternidad, y dedicarse a mirar desde lejos la contienda. Pero vamos, como todos los tíos que conozco, con honrosas excepciones.

Segundo inciso: otra grata sorpresa ha sido saber que, aunque no suelo leer literatura española (harta estoy de la guerra civil, cagonlá) dos de las novelas que más me han gustado este año pasado han sido de dos autoras españolas "nuevas", Raquel Martos y Paloma Bravo. Compañeras de profesión periodista y amigas. Qué guay, xDDD.



Publicado por marisan en 6:19

3 comentarios:

Pasaré de él por el sólo hecho de que no creo en las madrastras guay ni que se entreguen por completo y con todo lo que sufrí cual Blanca Nieves no me van estas historias ni siquiera para pasar un buen rato. Y se nota que es entera ficción porque esas mujeres son una en un millón, un milagro, un tesoro nacional. Las madrastras son la mayoría cortadas por la misma tijera sacadas de teleserie centroamericana. MALAS CON GANAS. Ya sólo el temita me avinagra el día aghhh urticaria. Me voy a buscar a los enanos alcohólicos que dejé en el bosque.
Primero que todo: Saludos chicas que hace time que no ando por estos lados.
Marisan, me gustó tu desvarío del libro así que a ver si lo encuentro y lo devoro en cuando tenga un respiro de mi trabajo.
Un beso
Me alegro de leer tu reseña porque aunque me llamaba muchísimo el libro tenía la misma impresión que tu. De que iba a ser de una niña repelente haciéndole la vida imposible a su padre y sus posibles parejas.

Me has convencido, lo buscaré porque tiene pinta de que me va a encantar!

Un beso
Dácil

Publicar un comentario en la entrada

Leemos todos sus comentarios aunque no siempre los contestamos, a excepción que sea una consulta directa.
Muchas gracias por sus mensajes, saludos y opiniones :)