01 junio 2013

Saga Crónicas Lunares I : Cinder - Marissa Meyer





Título: Cinder
Autor: Marissa Meyer
Editorial: Círculo de Lectores
ISBN: 9788467252200
Año de publicación: 2012
Nº de páginas: 428
Precio: 8,84 € (Bookdepository)



Reseña editorial: Cuando Cinder conoce a Kai, el príncipe de Nueva Pekín, el mundo está patas arriba.Una plaga mortal está causando estragos entre la población del reino, y los científicos trabajan contrarreloj para encontrar una posible vacuna. Tras la infección de Peony, la hermanastra y única amiga de Cinder, esta se ve obligada a trasladarse al hospital para participar como voluntaria en las pruebas médicas que está llevando a cabo el misterioso doctor Erland, unas pruebas a las que ningún otro participante ha sobrevivido.Pero, para sorpresa de todos, Cinder saldrá con vida.Y no solo eso: en el hospital se descubrirá un secreto de su pasado que podría cambiar el futuro del mundo.Y unir a Cinder y Kai de forma inesperada.La primera parte de la serie Crónicas Lunares, Cinder, es un remake futurista del cuento de La Cenicienta.

Desvarío ceniciento

Te puedes acercar a esta saga/libro de varias maneras. Esperando encontrar una revisión del clásico cuento de chica joven y desgraciada que enamora al príncipe azul... eeh... sí... pero casi que no. Esperando encontrar distopía juvenil número 328.425... eeeh... casi... pero tampoco. O con los ojos y la mente abierta, esperando (y rezando por) encontrar un aire fresco en este nuevo género exitoso de lo joven y distópico. 

Lo primero que leí de la autora fue que era escritora de literatura INFANTIL y juvenil, así que no me sorprendió el hecho de que el enamoramiento de la chica pobre por el príncipe azul y viceversa fuera apenas anecdótico, una excusa para el desarrollo de la trama de la novela, y no el tema central, como estamos acostumbrados desde Crepúsculo. Este tono más infantiloide, sin embargo, desaparece a mitad de la narración, convirtiéndose en lo que finalmente será: las crónicas de una superviviente nata, de una luchadora, de alguien que ha tenido a su edad más cuota de sufrimiento que muchas personas en toda su vida, que ha sobrevivido, y que tiene toda la intención de seguir haciéndolo. 

Cinder tiene un doble (o triple) handicap a los 17 años: no es una humana normal, con todos sus derechos, ya que el 36% de su cuerpo tuvo que ser reconstruido cibernéticamente tras un accidente en el que murieron sus padres y que se llevó por delante también su memoria: en la práctica nació a los 11 años, fue tomada bajo la tutela de un científico, Lihn, que murió al poco tiempo, dejándosela como herencia a su mujer y dos hijas. Ya tenemos a la señorita Cenicienta situada en su triste vida. Sin los ingresos que le proporcionaba su exitoso marido, Lihn Adri somete a su nueva pupila a una semiesclavitud totalmente legal, haciéndola trabajar como mecánica robótica para mantener a la familia. Este trabajo será sin embargo lo que le facilitará conocer y llamar la atención del príncipe Kai, soltero de oro mundial, que solo quiere de ella que le repare a su androide personal, sin saber que la mecánica sucia y hábil que le atiende es una ciborg, secreto que Cinder se cuidará mucho de esconder a lo largo de la novela.

Decir que me ha parecido una obra maestra sería exagerar, pero sí que me ha gustado mucho esta primera novela de las Crónicas Lunares de Marissa Meyer, y el final tan abierto del primer libro me hace desear con ganas el segundo, Scarlett, esta vez basado obviamente en Caperucita Roja y el lobo... ñamñam... Con un estilo muy fluido, Meyer nos ha situado en una sociedad futurista, empobrecida, sujeta a pandemias como la letumosis, y a amenazas como la guerra con la Luna. Me he creído todo el cuento, la sociedad, las explicaciones, a Cinder, su familia, ha sido como verme sumergida en una Blade Runner femenina, pero esta vez viéndolo todo desde el punto de vista del ciborg.

Lo que más me ha gustado? Ese detector de mentiras que Cinder lleva incorporado en su interfaz, ese pilotito naranja que se enciende automáticamente cuando alguien la está mintiendo... qué útil, madre mía... También la idea del hechizo lunar, esa capacidad bioeléctrica de hacer que los demás vean lo que tú quieres que vean... El doctor Erland, of course, esa especie de médico de la Gestapo que luego se transforma en protector  y mentor de Cinder. Los continuos encontronazos entre Kai y Cinder (¿Pero es que tú no tienes nunca nada qué hacer, como gobernar o algo así?? jajajaja)

Lo que menos? Pues a lo mejor la personalidad de Kai, poco definida, aparte de su condición de príncipe.




Desvarío Pekinés

Me he convertido en una Book Nazi, debo admitirlo u.u así que cuando comencé a leer Cinder sólo vi fallas y despotricaba en facebook. Marisan en este caso fue la abogada del diablo (no porque el libro fuese obra maestra sino porque soy dura de mollera) y me explicaba punto por punto hasta que casi nos agarramos de las coletas.

Luego me dije, ok leamos esto como un libro ligerito juvenil de Cenicienta, no olvides que todo esto trata de Cenicienta, el príncipe, la madrastras, hermanastras y una bruja lunar. Luego descubrí que Cinder era Sailor Moon xD nah nada que ver, pero las referencias daban para esa ñoñez. Así que aligeré también mi cerebro y perspectivas y acabé disfrutándolo! O.O pero insisto no deberían venderlo como YA, es juvenil más tirado a infantil o si no comienzas a cuestionarte muchas cosas, al menos a mi me sucedió. Sin embargo a medida que pasa el libro se explica todo, se resuelve todo es muy completo en ese sentido dentro de la trama misma y la narración va con gracia y fluidez.

Me gustó mucho el personaje del doctor Erland, al comienzo lo odias y luego ohhh ahhhh uhhhh.
Si el asunto de las muertes me chocó un poco como que nadie llevaba un luto sincero, las lágrimas y sentimientos llegaban páginas tarde, todos iban más preocupados de sus propios asuntos que de sentir a sus muertos y los sacaban a colación unicamente como para sacarse en cara cosas más bien superfluas. Comprendo que la madrastra sea malvada pero no sé había algo que no me terminaba de convencer al igual que lo del emperador, el pobre finado era apenas adorno y el príncipe se dedicaba más a perseguir el pantalón cargo de Cinder.

Hubieron otras cosillas que me dije mmmm nop no la compro pero ya luego me hice la loca, estaba lo suficientemente entretenida.

El final uuuuufffffff, te quedas NOOO quiero máaaas, dónde está el resto?! realmente acaba aquí, así? Así que inevitablemente corres a buscar Scarlet aunque espero que se unan bien las dos historias. Ahí veremos.



Publicado por marisan en 4:34

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Leemos todos sus comentarios aunque no siempre los contestamos, a excepción que sea una consulta directa.
Muchas gracias por sus mensajes, saludos y opiniones :)