13 octubre 2013

El abuelo que saltó por la ventana y se largó - Jonas Jonasson

Título: El abuelo que saltó por la ventana y se largó
Autor: Jonas Jonasson
Editorial: Salamandra
Año de publicación: 2012
ISBN: 9788498384161
Nº de páginas: 416

Reseña editorial: Momentos antes de que empiece la pomposa celebración de su centésimo cumpleaños, Allan Karlsson decide que nada de eso va con él. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se encarama a una ventana y se fuga de la residencia de ancianos en la que vive, dejando plantados al alcalde y a la prensa local. Sin saber adónde ir, se encamina a la estación de autobuses, el único sitio donde es posible pasar desapercibido. Allí, mientras espera la llegada del primer autobús, un joven le pide que vigile su maleta, con la mala fortuna de que el autobús llega antes de que el joven regrese y Allan, sin pensarlo dos veces, se sube con la maleta, ignorante de que en el interior de ésta se apilan, ¡santo cielo!, millones de coronas de dudosa procedencia. Pero Allan Karlsson no es un abuelo fácil de amilanar. A lo largo de su centenaria vida ha tenido un montón de experiencias de lo más singulares: desde inverosímiles encuentros con personajes como Franco, Stalin o Churchill, hasta amistades comprometedoras como la esposa de Mao, pasando por actividades de alto riesgo como ser agente de la CIA o ayudar a Oppenheimer a crear la bomba atómica. Sin embargo, esta vez, en su enésima aventura, cuando creía que con su jubilación había llegado la tranquilidad, está a punto de poner todo el país patas arriba.
La edición en castellano de esta novela llega precedida de un éxito arrollador en toda Europa. Casi dos millones de ejemplares vendidos —de los cuales más de un millón en Suecia, donde fue Libro del Año y Premio de los Libreros— y presente en las listas de libros más vendidos en Italia, Francia y Alemania, país donde ocupa el puesto número uno al día de hoy, demuestran que estamos ante una rara avis. Jonasson ha urdido una historia extremadamente audaz e ingeniosa, capaz de sorprender constantemente al lector, pero el verdadero regalo es su personaje protagonista, Allan Karlsson, un hombre de un maravilloso sentido común, un abuelo sin prejuicios que no está dispuesto a renunciar al placer de vivir.

Desvarío Sonjanezco: Recién ahora veo la reseña de editorial (nunca las leo) y demonios, lo cuenta casi todo! es muy larga o.O ¿De qué hablo aquí ahora? Aish, en fin...yo a lo mío.

Este libro también me había echo ojitos en la tienda, nuevamente en la isla de contemporáneos y es que con sólo el título ya te pica la curiosidad y la portada ufff me llamaba a gritos. Vean aquí la portada completa. Creo que el disfraz de cerdo fue lo único que me quedó en incógnita o fue un detalle que pasé por alto, si es que es un cerdo...hubiese sido un elefante ya todo tendría sentido.

Hace mucho tiempo que no hacía un repaso de historia universal, hace mucho tiempo que no leía un libro (tal vez nunca) con Google a la mano, porque son tantas, tantas las referencias a hechos y personajes históricos que se bambolean entre la realidad y la ficción que tuve que corroborarlo todo o este libro hubiese emborronado todas mis memorias culturales desde la primera guerra mundial en adelante y ya bastante inculta soy!
Me costó 3 días leérmelo, no sé por qué. No es denso, ni complejo, sin embargo la historia nunca fue mi materia preferida (memoria de nuez a la edad adolescente corrupta) así que tenía que darme ciertos descansos entre sucesos, sobre todo en Himalaya/Teherán y luego en la Unión Soviética o acaba durmiéndome ZzZzzzz. De repente se alargaba demasiado y mis neuronas se atascan con tanta info.

Si me reí, me reí muchísimo. Allan Karlsson no es un personaje común y corriente, tampoco es que tenga alguna dificultad mental a sus cien años, ni nunca la tuvo, no es malvado, ni cruel, ni siquiera se enoja, tampoco es tonto ni iluso, menos inocente. Sin embargo su life motif fue siempre: 

...porque, verás, será como tenga que ser, porque es como suele ser.
De hecho, casi siempre es así.

Y así vivió su vida, a lo que viniese, como viniese, fuese como fuese. Sin planes, sin segundas lecturas, sin nada más que la suerte. Desde niño se metió en líos, sobre todo desde que aprendió a hacer dinamita y tuvo que apañárselas solo. Vuela una casa, su casa y junto a ella...a alguien VIP.
La trama va dividida entre el presente y flashes (más bien películas completas) del pasado. En el presente nuestro amigo Allan se vuelve a meter en un buen lío, así que vamos siguiendo sus aventuras en dos tiempos.
Yo no conozco Suecia para nada más que por fotos, así que ha sido bien agradable conocer parte de un país a través de estas páginas, aunque sea de manera irónica y cargada de humor negro porque ese es el humor cantante que lleva el libro. "Irreverente" como típico anuncian en las reseñas comerciales. Porque Karlsson hace y deshace con un montón de personajes políticamente importantes del ayer y hoy. Los sube arriba del columpio y no los baja más, así que yo me lo imaginaba como una bizarra mezcla entre el Abuelo Simpson, Forrest Gump y Dos Flores.

Mi personaje favorito: Herbert Einstein, el medio hermano desconocido y muy secreto de Albert Einstein y si, lo googlié, pero da igual, para mi él existió y punto! merece su existencia, la merece por completo. Así que si por algo vale la pena leer este libro es por él. Porque él si me sacó carcajadas hasta hacerme pis.
Los otros personajes secundarios del presente también son muy notables: Los mafiosos (Caracas xD, The Violins jajajaja), Benny, el vendedor de salchichas que todo lo estudió y nada acabó, él es cuasi [inserte cualquier profesión aquí], luego la Bella Dama con sus inigualables mascotas, el pastor alemán y la elefanta Sonja. Sí, toooda una elefanta completita en el jardín. Muy educada por cierto. 

Obviamente luego de leerlo te dices que es un libro completamente absurdo e inverosímil y que la policía sueca es muy inútil, pero ya te reíste a montones, hasta te encariñaste con los dictadores, ya que más da, ni pienses mucho como llegaste a él ni te devanes los sesos dando vuelta Google porque no vale la pena arruinar la magia de la historia contada como aquí lo hace Jonasson.

Carpe Dien con un buen cóctel ya sea con sombrillita de colores o sin ella.

Publicado por Cele ~Evil Onigiri~ en 19:20

2 comentarios:

Pues le tengo muchas ganas a éste pero si tiene tanta historia y tanta guerra... haces que me lo piense mejor!
Pero es que yo soy vaga! no creo que a ti te vaya a molestar. Dale una oportunidad ;) si te aburres lo dejas.

Publicar un comentario en la entrada

Leemos todos sus comentarios aunque no siempre los contestamos, a excepción que sea una consulta directa.
Muchas gracias por sus mensajes, saludos y opiniones :)