08 octubre 2013

El cuento de la criada - Margaret Atwood


Título: El cuento de la criada
Autor: Margaret Atwood
Editorial: Bruguera
Año de publicación: 2008
ISBN: 9788402420961
Nº de páginas: 475

Reseña Editorial: El cuento de la criada, una de las novelas más célebres y prestigiosas de Margaret Atwood, constituye una mirada futurista a una sociedad totalitaria. Una mirada terrible y lúcida que denuncia la barbarie que pueden llegar a alcanzar los puritanismos extremos de toda índole y las ansias de dominio sobre los seres humanos privados del ejercicio del derecho a la libertad. En el estado de Gilead, donde tras una hecatombe nuclear, la población ha visto disminuida su capacidad de reproducción, las Criadas, vestidas con hábitos rojos de la cabeza a los pies, con el rostro cubierto por un velo transparente y enmarcado por una toca blanca, desempeñan una función esencial: concebir y dar a luz a futuros ciudadanos. Destinadas a esta empresa suprema, viven enclaustradas y reducidas a ser un cuerpo con una única misión: reproducirse.

Desvarío Nolite te bastardes carborundorum: Como buena fangirl de la distopía, tenía una deuda histórica con este libro, así que hoy me lo he llevado a la cama junto con muchos alfajores y mandarinas.

Si no están con sus emociones preparadas para un drama crudo, aléjense de esta lectura, en serio.
A mi me ha embargado una angustia primitiva desde muchas aristas de mi vida. Como mujer, como esposa, como madre. En este futuro las mujeres hemos perdido toda identidad y libertad para convertirnos en un pedazo de carne servil ¿Por qué? porque a esas alturas (casi como en nuestro propio presente) el hombre se ha visto ejerciendo un papel de completo inútil porque el género femenino ya no necesita de ningún macho alfa que cazase la comida, ya no se veían como único sostenedor de la familia, habían perdido su poder, el maldito control. Peor aún, las mujeres abusábamos de nuestro "libertinaje" completamente escandaloso causando violaciones y homicidios por culpa de nuestras "minifaldas". Una mujer con voz y educación es una criatura peligrosa, por ende sólo debemos guardar silencio, no leer, ni escribir y apenas tenemos 4 roles para elegir, más bien nos elijen: Azul para las Esposas (de los altos cargos y comandantes) quienes rigen el hogar en todos los aspectos casi como monarcas sádicas, verde para las Marthas (sirvientas de la casa), rayas verde/rojo/azul para las econoesposas que cumplen con todas las funciones en una, mujeres de los hombres de clase más baja  (yay! soy una econoesposa xD) y rojo para las respetadas/repudiadas Criadas que tienen como único propósito abrir las piernas cada mes y preñarse lo más rápido posible. Las agarraban y entrenaban para ello.
En todo el libro no sabremos nunca el nombre de nuestra protagonista, su amenazada cordura nos lleva por pasajes de su pasado, muchos de esos envueltos en la neblina de la realidad y ficción. Por auto protección a veces es mejor pensar que ciertas cosas jamás ocurrieron.
Es una historia muy muy dramática, con mucha tirantez entre el feminismo y machismo extremo y por sobre todo me asombró uno de sus pasajes en donde se compara la manera en que vemos el amor las mujeres, cuando creemos amar, cuando necesitamos amar, cuando amamos amar. Cuando el concepto abstracto del amor y la expectativa muchas veces no tienen nada que ver con el hombre en sí, el mismito que tenemos al lado y que juramos amar y odiar al mismo tiempo.

Éramos mujeres caídas.
Es un libro que deberemos leerlo con los ojos y mente abierta, si bien es ficción, si bien el ultraje y vejación hacia nuestro género que leerán en sus paginas las indignarán hasta la médula, hay muchas cosas ciertas debajo de toda esa mugre, sobre todo para las mujeres que ya llevamos sus años en esta tierra amando.
Ella tiene 33, yo también. Su locura y desesperación no pude entenderla mejor.

No quiero hablar del final, es abierto, pero ya era tanta la angustia, el cansancio psicológico que sentía que sólo deseé que todos muriesen jajajaja. Te da esperanza y te deja con miedo.


Publicado por Cele ~Evil Onigiri~ en 20:24

4 comentarios:

Omg, con éste sí que me diste ganas de leerlo... pero cuando necesite pasar un mal rato o me sienta especialmente fuerte!
Vaya, me dejaste con la boca abierta con tu reseña. Me encantan las distopias, y tanta negatividad me echa para atrás, aunque dices que te da esperanzas.
Ya veré si decido leerlo.
Besos
Marian: No lo veas como algo negativo, sino como un profundo drama psicológico. Es una distopía con protas adultos, por ende toma un cariz muy distinto al que estamos acostumbradas como fans de este género. Es un libro muy bueno, ya convertido en un clásico.
lo imagino más como 1984 que como las últimas distopías adolescentes tan al uso...

Publicar un comentario en la entrada

Leemos todos sus comentarios aunque no siempre los contestamos, a excepción que sea una consulta directa.
Muchas gracias por sus mensajes, saludos y opiniones :)